Noticias

Sistemas de impresión de etiquetas 4/5

2018-11-26T12:51:40+00:00noviembre 2, 2015|dProduction ERP, Expowin ERP, Logistic ERP, Multiplo ERP, Tecnología, TODAS|

>>> Leer artículo anterior: Sistemas de impresión de etiquetas 3/5

¿Por qué utilizar una impresora dedicada?

Muchas veces, los fabricantes de muebles, tapizados, colchones o descanso modernizan sus fábricas debido a que la producción lo requiere o a que encuentran disponible un equipo mejor.

En las empresas de logística, distribución o almacenes sucede lo mismo. Las operaciones de etiquetado e impresión de producción también requieren una modernización periódica, pero muchos fabricantes mantienen procesos desactualizados.

¿Por qué utilizar partes de trabajo o producir etiquetas de identificación de productos y componentes en una impresora láser o de inyección de uso general, cuando existen procesos más eficientes?

En una empresa de logística o fábricas de muebles, crear etiquetas y documentos de producción en una impresora y agregar códigos de barras ahorra tiempo y mejora la precisión. Sin embargo, la impresión de producción puede generar costes sin valor añadido.

Compartir una impresora de uso general entre empleados de producción y oficina añade tiempo innecesario, coste y errores a las operaciones. Cuando una impresora se comparte entre producción y oficina, se pierde tiempo productivo cada vez que se cambia el formato de impresión, entre papel normal y papel de etiquetas.

Además, las opciones de consumible tienen cierta limitación, debido a que las impresoras láser y de inyección de tinta no admiten todos los tamaños de etiqueta y materiales duraderos utilizados para el etiquetado de piezas y otras aplicaciones industriales.

Se pierde más tiempo si la impresora se ubica en una oficina y el resultado se debe enviar a la fábrica. Los pocos minutos que requieren estas tareas pueden no tener importancia, pero suman a la cantidad sorprendente de tiempo de trabajo, como muestran los siguientes cálculos.

Ejemplo 1.

Suponga que una instalación necesita imprimir etiquetas de materiales de producción (como etiquetas de pieza tapizada o de expedición para el muelle de carga) cuatro veces al día, y lleva aproximadamente un minuto cada vez cambiar el consumible en la impresora.

En un año, la recarga del consumible requiere más de un día y medio de trabajo, lo cual es una pérdida de productividad innecesaria que puede pasar desapercibida con facilidad. Los siguientes cálculos registran la pérdida de tiempo para el proceso de etiquetado de bajo volumen descrito a continuación.
Un minuto para cambiar y reemplazar el consumible cuatro veces al día = 4 minutos por día.
4 minutos/día x 5 días/semana = 40 minutos por semana.
40 minutos/semana x 52 semanas/año = 2080 minutos por año.
2080 minutos/año ÷ 60 minutos/hora = 4 días de trabajo utilizados anualmente para el cambio de consumible.

Ejemplo 2.

Suponga que la impresora está en la oficina de la fábrica, y que a una persona le lleva tres minutos desde la oficina, ida y vuelta, para enviar el material impreso de producción, o a quien deja la producción y recoge las etiquetas.

3 minutos/recorrido x 4 recorridos/día = 12 minutos por día.
12 minutos/día x 5 días/semana = 1 hora por semana.
1 hora/semana x 52 semanas/año = 5,5 días utilizados anualmente para trasladarse entre el área de la impresora y el de producción.

Según una semana de trabajo de 40 horas, el tiempo utilizado en recoger o enviar los materiales impresos es del 2,5 por ciento de horas de trabajo de un equivalente de tiempo completo (ETC).

Añada las 52 horas por año requeridas para entregar materiales en las 34,67 horas utilizadas para cambiar el consumible para imprimirlos, y el tiempo total de trabajo requerido para utilizar una impresora de oficina para respaldar las operaciones de producción es de 85,67 horas por año, o más de dos semanas de trabajo por un equivalente de tiempo completo.

Multiplique este tiempo por el salario por hora promedio y los costos de beneficio para los empleados para realizar estas tareas para poder visualizar el impacto del costo del trabajo de los procesos de impresoras compartidas.

Utilizar una impresora dedicada, es decir, una impresora instalada especialmente para complementar la fabricación, es una buena solución, y se puede adquirir por un importe mucho menor a este.

>>> Continuar leyendo: Sistemas de impresión de etiquetas 5/5