Noticias

Te ofrecemos nuevas líneas de financiación: renting

2018-11-27T15:44:31+00:00mayo 14, 2015|Daemon4, Otros, TODAS|

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan las pymes y los emprendedores es el de conseguir financiación para adquirir los bienes que necesita, ya sea para consolidar o hacer crecer su negocio.

Daemon4 pone a disposición de sus clientes nuevas líneas de financiación mediante renting. Líneas destinadas a la renovación o adquisición de equipamiento informático. En esta línea de trabajo hemos conseguido mejoras tanto en condiciones de contratación como clausulas de rescisión.

Podemos financiar sus bienes desde 1.000€ por un período de tres, cuatro o cinco años. Además, con cláusulas de rescisión muy ventajosas, de manera que el cliente, al terminar el contrato, puede optar por adquirir los bienes por una cantidad simbólica.

Para los no habituados a esta fórmula, describimos a continuación los puntos clave de este tipo de financiación:

¿Qué es el renting?

El renting es un alquiler a medio o largo plazo. Se formaliza mediante un contrato mercantil de arrendamiento no financiero, es decir, un contrato de alquiler. Mediante este contrato, la entidad arrendadora, siguiendo instrucciones del arrendatario, adquiere un bien. Y cede su uso por el pago de una renta periódica y durante un plazo definido.

Generalmente, las arrendadoras son financieras promovidas por los propios fabricantes de hardware o directamente relacionadas con entidades bancarias.

Utilización del Renting

El arrendatario es libre de elegir el equipamiento que más se adecue a sus necesidades, no importando marcas ni modelos. En el ámbito informático, este sistema es ampliamente utilizado para la renovación o adquisición de servidores, ordenadores o impresoras, entre otros. Incluso para la dotación completa de nuevas instalaciones.

Ventajas de la utilización del Renting
  • La empresa puede disponer de los bienes de forma inmediata. No tiene necesidad de utilizar fondos propios o financiación ajena para la adquisición. Además, no afecta la estructura financiera de la empresa, puesto que no reconoce la deuda al pasivo del balance.
  • Uniformidad de los pagos en el tiempo. La utilización del renting permite convertir un coste variable e incierto en un coste fijo incluido dentro la cuota mensual de renting.
  • La utilización del renting, comparada con la adquisición, permite un mayor ritmo de renovación de los bienes que se arriendan.
  • Al finalizar el contrato original, la empresa puede contratar otro renting con los modelos y tecnologías más actuales, sin los problemas que presenta la reventa de bienes obsoletos.
  • El renting incorpora una importante ventaja fiscal. El importe de las cuotas es íntegramente deducible a efectos del impuesto de sociedades.